Comercio electrónico Marketing Digital

7 Pecados de Social Media que te harán arder en el infierno digital

Karinna Gamarra
Escrito por Karinna Gamarra

Si Dante Alighieri hubiera presentido todos tus pecados digitales, seguro creaba el círculo 2.0 para ti y tu equipo de Social Media.

¡Oh…Dante, sabemos lo que estás pensando!. El Social Media Marketing es una herramienta poderosa para ayudar a las marcas a crear vínculos sólidos y duraderos con sus usuarios. Sin embargo, siempre hay una que otra empresa que todavía no domina bien el balón y comete más de un error, que se traduce en pérdida de tiempo y dinero. ¡Fórmula mortal!. 

Porque pensamos en el final de tus días, hoy te enseñaremos 7 pecados que podrían arrastrarte hacía el círculo más tenebroso del infierno online. Así que, ¡abre bien los ojos y toma nota!. 

1. Soberbia: tus seguidores son tu mina de oro… ¡compréndelo!.

Digamos que te ha costado mucho trabajo conseguir fanáticos. Día y noche, enfocado en un sólo objetivo: atraerlos. De pronto, una vez que los tienes, asumes que eres el Rey de la Noche y, por lo tanto, ya no te esfuerzas. ¡Grave error!. Una vez que los usuarios se muestran interesados por tu marca, es el momento ideal para “fidelizarlos” y hacer que pierdan la cabeza por ti. Ya sabes, que se sienta el amor. Para eso, debes consentirlos, brindarles un premio o reconocimiento, etc, todo es válido para hacer que se sientan únicos e indispensables. 

2. Avaricia: todo en exceso es malo. 

Convertirte en un verdadero experto requiere: tiempo, esfuerzo y dedicación. Por lo tanto, es necesario que te concentres en lo que realmente importa. Peor aún, si el equipo con el que cuentas es reducido. No es inteligente, ni rentable hacer que una cabeza se divida en tres mil partes, diez mil pendientes y cinco mil proyectos. ¡Sé realista!. Al final del día, nada saldrá bien y el resultado será: pérdida de dinero, tiempo, esfuerzos y altas dosis de frustración. Un paso a la vez, es lo recomendable.

3. Pereza: la ley del mínimo esfuerzo para conocer al “target”. 

Para un buen profesional del Social Media Marketing, conocer a su target debería ser como una “biblia”. Es su deber y responsabilidad, dominar al revés y al derecho todos los detalles de su público objetivo. Sólo así, podrá crear contenidos que despierten su real interés y elegir las Redes Sociales óptimas para su difusión. Es una labor de hormiga, es cierto. Pero al final del día, es lo que hará toda la gestión rentable y eficaz. 

4. Ira: estallar contra los más “inexpertos”.

Tienes que comprender que la experiencia hace al maestro. Nadie nace sabiendo. Suponer que los empleados más jóvenes están más familiarizados con el mundo del Social Media es un error tuyo y de nadie más. Peor aún, si crees que el trabajo del Social Media consiste en hacer unas cuantas publicaciones al día en las Redes Sociales. Todo profesional en el campo conoce la importancia de la elaboración de una estrategia y los conocimientos que requiere. Por lo tanto, no desates tu furia contra los que recién están aprendiendo e invierte en un experto que los capacite y guíe, ¿está bien?. 

5. Envidia: deja de mirar al vecino.

 

Sabemos lo que está pasando por tu mente. Ves que tus competidores no dejan de crecer. Los usuarios llegan por montones, sus clientes están enamorados de sus productos y sus contenidos son virales. Por un segundo te detienes y piensas: ¿y si me copio?. Es una idea tentadora y, digamos, tampoco es que ellos hayan descubierto la pólvora, sólo están haciendo las cosas bien. Ese, aunque no lo creas, es el gran secreto de su éxito. A menos que no te consideres capaz y creas que imitar a la competencia es tu única salida para diferenciarte en el mercado online. Pero sabemos que no es así, de modo que, lo mejor que puedes hacer es poner a tu equipo a trabajar y ya. ¡No hay tiempo que perder!. 

6. Gula: más de lo mismo.

Hay un chip que debes sacarte de la cabeza: todas las Redes Sociales se manejan igual. Cada plataforma tienes sus propias características, promedio de usuarios y propiedades. Es un error creer que todas tienen el mismo tratamiento. Lo que te hace falta es una dosis de creatividad para diseñar contenidos apropiados para cada Red Social y entender que el consumidor encuentra el gusto en la diferencia de cada una de ellas.

7. Lujuria: tus pensamientos más profundos para el alcance “orgánico”.

Un aspecto importante es que el alcance de una publicidad pagada nunca será igual al de un contenido “orgánico”. Tu equipo de Social Media hace bien su trabajo, pero la pauta en Facebook sirve como “trampolín” para llegar a más usuarios y tener más probabilidades de convertir tus publicaciones en virales. Es decir, tus trabajadores no son magos y no pretenderás que en un mar de información, atraigan a todos los clientes que esperas. Un “impulso” no les vendría nada mal y, finalmente, es el futuro de tu marca el que está en juego. Así que sólo te queda invertir o invertir. ¡Suerte!. 

 

¿Te gustó el artículo?

No olvides de calificarlo

Todos le dieron / 5. Votos:

CONOCE A NUESTRO ESPECIALISTA

Karinna Gamarra

Karinna Gamarra

Comunicadora. Mamá de Chapo. Apasionada de las redes sociales. Me he desempeñado con especialidad en periodismo en medios de comunicación, web, radial y televisivo.

¿QUIERES RECIBIR TONELADAS DE TIPS EN ECOMMERCE Y MARKETING DIGITAL?

SUSCRÍBETE A ECOMMERCENEWS

Noticias actualizadas de Comercio Electrónico, innovación y mucha inspiración