Marketing Digital

“Marketing emocional”: ¿cómo vender sentimientos?

Despertar sentimientos en el consumidor y asociarlos a tu marca, es la mejor forma de estar en el “top of mind” de tu comunidad.

El Marketing Emocional es una herramienta poderosa para movilizar a las personas, apelando a sus: sentimientos, valores y emociones con la finalidad de crear acciones favorables en relación a tu producto o servicio.

En otras palabras, el Marketing Emocional determina qué emociones puede satisfacer y luego, diseña una idea de negocio. Su éxito se basa en el posicionamiento estratégico en la mente del consumidor y la creación de expectativas que tu marca debe satisfacer.

Pero, una frase bonita no es suficiente para llegar al consumidor. Hoy, las personas han cambiado su forma de adquirir productos y para los negocios, generar una conexión real, es todo un reto. Entonces, ¿qué puedes hacer para calar en los pensamientos de tu público objetivo?. ¡Apunta!.

Estudia a tu target

Es muy importante analizar la segmentación desde la parte geográfica que deseas abarcar: edades, gustos, sexo, hábitos de consumo, intereses relacionados, etc. Sólo así, podrás diseñar una campaña que te permita tener el impacto que deseas.

Escoge un valor, sentimiento o emoción

La forma más conveniente de hacer que tu estrategia funcione y despertar el lado sensible de tu público objetivo es a través de lo que muchos buscan: amor, abrazos, recuerdos, familia, etc. Toma el sentimiento o necesidad latente de tus consumidores y crea productos que puedan llenar ese vacío. Si no lo haces, seguro tu competencia te ganará por puesta de mano.

Aplica el valor en tu estrategia de comunicación

Una campaña exitosa es aquella que logra adherirse en el pensamiento de las personas, al punto que decidan incluir tu producto o servicio en su día a día.

Pero esto no ocurre de la noche a la mañana, debes trabajar arduamente para que tu estrategia domine las redes sociales, canales tradicionales, etc. Por lo que, tienes que irrumpir en el mercado con seguridad sobre tu oferta y sin ningún tipo de inquietudes.

Son muchas las formas en las que puedes ofrecer tu servicio. Pero siempre debes tener en mente que lo que buscas es proyectar una imagen fuerte y llamativa para así, captar la atención de tus potenciales consumidores.

Comprueba la efectividad de tu campaña

Una vez que has estudiando a tus clientes, clasificado sus sentimientos y logrado difundir una campaña con un gran nivel de impacto, es momento de que te preguntes: ¿está dando resultados?. De nada servirá todo el esfuerzo que realices, si el cliente no ha captado el mensaje y no asocia tu marca con esa emoción que necesita vivir.

Si la campaña ha realizado el efecto que esperabas, cumpliste con tu misión: fidelizar a tus clientes y atraer a nuevos, utilizando el vínculo emocional. ¡Buena suerte!. 

 

 

About the author

ecommercenews_admin