Comercio electrónico

Yape: “El 40% de nuestros usuarios son de provincia”

Yape provincias
Escrito por Franco Bravo Tejeda

Prepandemia, la capital concentraba más del 70%. Yape se encuentra diversificando al nivel nacional y ahora están enfocando su estrategia para expandirse en la sierra, y el siguiente paso será la selva.

A raíz de la pandemia, las billeteras digitales surgieron como el medio de pagos digitales más relevantes del país. Una de las que han sido Yape.

“Empezamos enfocándonos en personas naturales, universitarios principalmente (2016). Al principio, no planteamos Yape como un medio de pago”, señala Jorge Bravo, subgerente de producto de la Fintech.

[Lee tambiénYape supera más de 1 millón de negocios afiliados y lanza su nueva versión]

Sin embargo, orgánicamente los bodegueros empezaron a usar la herramienta para cobrar. “ El ticket de gato promedio pasó de ser S/10 -prepandemia- a 40 soles en bodega.

Actualmente, la cantidad de afiliados de Yape asciende a siete millones, de los cuales 1.3 millones son comercios. Los principales giros que lo usan son taxistas (40%) y bodegas (40%). Lo restante son servicios.

A pesar de los avances, la mencionada billetera digital aún tiene el desafío para penetrar en más comercios. “En Lima estamos consolidados, pero ahora la principal barrera es la edad; hay un bodeguero tradicional, de 60 años de edad, acostumbrado al efectivo”, agregó el ejecutivo.

Actualmente, la participación de usuarios de Yape se divide un 60% en Lima y un 40% en provincia. Prepandemia la capital concentraba más del 70%.

“En regiones, el posicionamiento es positivo en Piura, Trujillo, Chiclayo, Ica, Arequipa y Cusco. “Ahora estamos enfocando la estrategia para expandirnos en la sierra, y el siguiente paso será la selva, tenemos mucho hacer por ahí”, indicó.

¿Te gustó este post?

REGÍSTRATE Y DESCARGA EL REPORTE OFICIAL 2020 - 2021 DEL ECOMMERCE EN EL PERÚ

Conoce al autor

Franco Bravo Tejeda

Jefe de Comunicaciones de la Cámara Peruana de Comercio Electrónico (CAPECE). Cuando no escribe contenido asombroso, Franco está leyendo lo último en marketing digital, comercio electrónico y tendencias de redes sociales. Obsesionado por el manga, arte y el metal. Alimentado por café, da riendas sueltas a la creatividad.