Marketing Digital

Trucos para diseñar las mejores estrategias en Inbound Marketing

Escrito por Karinna Gamarra

Los nuevos usuarios rechazan las técnicas de venta más intrusivas. Como respuesta y mejor alternativa, ha nacido el Inbound Marketing. 

Desde hace algunos años, el Marketing tradicional hace sus mejores intentos por adaptarse a un contexto dominado por nuevos consumidores. Las personas ya no compran de la misma forma; el mundo digital los ha convertido en usuarios exigentes y activos, que rechazan las técnicas de venta más intrusivas. Como respuesta a todos estos cambios, y como mejor alternativa, nace el Inbound Marketing.

Cuando se habla de Inbound Marketing se hace referencia a una metodología que tiene como finalidad atraer al usuario y entregarle valor. Atrás quedaron los anuncios de televisión o las llamadas telefónicas que nadie quiere responder, el cliente no quiere sentirse invadido ni obligado a comprar. “En esta ocasión quiere ser él quien te encuentre”, aseguran desde Doce Publicidad.

Sus cuatro fases son: la atracción hacia una web concreta, la conversión de visitas en registros para la base de datos, la educación para cada una de las fases de compra, y la fidelización.

El concepto fue acuñado en el año 2006 por Brian Halligan y Dharmesh Shah, fundadores de la empresa estadounidense de software HubSpot. “Sin embargo, nos atrevemos a afirmar que las bases de la idea se remontan en torno a los años 50 o 60”, explican.

Sus orígenes están muy ligados al marketing relacional, una técnica nacida en los 90 y cuya máxima es crear relaciones duraderas en el tiempo. Con la llegada de Internet y las redes sociales, todos estos conceptos cobraron más vida que nunca.

La agencia defiende que los aspectos más importantes del inboud marketing son:

  • Buyer persona. Representación ficticia del cliente ideal, ayuda a comprenderlo y a saber qué necesita.
  • Marketing de contenidos. Contenidos de valor que interesen al usuario y den visibilidad en buscadores.
  • Segmentación. Facilita el proceso de compra, aportando la información que el cliente necesita según su perfil.
  • Automatización del marketing. Utilización de un software que asegure la entrega correcta de los mensajes.
  • Análisis. El ámbito digital permite analizar para seguir mejorando. 

Conoce al autor

Karinna Gamarra

Soy Karinna Gamarra. Comunicadora. Mamá de Chapo, apasionada por el comercio electrónico y entrenadora de equipos UNIQUE.